INSTRUMENTOS DE PERCUSIÓN

Relaciona cada instrumento con su nombre.

Haz clic en el menú desplegable y selecciona el nombre de cada instrumento.

CARACTERÍSTICAS DE LOS INSTRUMENTOS DE PERCUSIÓN

El djembe o yembe es un instrumento de percusión perteneciente a la familia de instrumentos membranófonos. Como resultado de las diferencias en la forma, la densidad de la madera, los grabados internos y la piel, existe una amplia gama de tonos que pueden ser emitidos por el yembe. Golpear la piel cerca del centro produce notas más graves, golpearla cerca del borde produce tonos más agudos. En un yembé bien afinado se obtienen graves, medios y agudos bien diferenciados.

El güiro es un instrumento de percusión. Está clasificado dentro de la división de los idiófonos, en la rama de raspadores. Los diferentes tipos de güiro producen emisión de sonido al raspar un palillo sobre su superficie ranurada. Los güiros tradicionales provienen de calabazo seco como la cabasa y las maracas.

Las maracas se refiere a los instrumentos idiófonos constituidos por una parte esférica hueca sostenida por un mango que la atraviesa o está adherida a ella. En su interior se le llena con pequeños percusivos, como piedras pequeñas, semillas, pedazos de vidrio, pedazos pequeños de metal, etc. (en algunos casos, también arroz) Que suenan al golpearlos contra la pared interna de la esfera. Por lo general se encuentran en pares, una para cada mano.

La marimba es un instrumento de percusión, un idiófono, de forma parecida al xilófono. Posee una serie de tablas delgadas (lengüetas sonoras) de distintos tamaños, dispuestas de mayor a menor, excavadas por la parte inferior. Estas lengüetas tienen perforaciones en sus extremos, y por esos orificios se atan con cordones que las sostienen suspendidas de clavijas verticales, fijas en un armazón trapezoidal. Cada tecla tiene su propia caja de resonancia.

Un palo de lluvia o palo de agua es un tubo largo y hueco rellenado con pequeñas piedras o semillas, en cuyo interior se clavan palitos de bambú o de madera, formando una espiral que se extiende a todo lo largo. Cuando el tubo se inclina suavemente las semillas caen y su golpeteo con los palitos produce un sonido que se asemeja a la lluvia o agua cayendo. Se utiliza generalmente para crear efectos de sonido ambiente o como instrumento de percusión.

Los tambores metálicos de Trinidad y Tobago —conocidos en inglés como steelpan, pan o steeldrums— es un instrumento y un género de la música de Trinidad y Tobago. Los steelpan son intrumentos de percusión que poseen una afinación en una escala cromática. El tambor metálico es correctamente llamado steelpan o pan, en tanto que es un instrumento de la familia de los idiófonos, y no se trata propiamente de un tambor, que es un membranófono.

Un timbal es un instrumento musical de percusión de sonoridad grave, que puede producir golpes secos o resonantes. Se utiliza golpeando los parches con un palillo o baqueta especial, "baqueta de timbal". Está formado principalmente por un caldero de cobre, cubierto por una membrana. Se puede afinar por lo que produce sonidos determinados, vale decir, notas musicales.

El vibráfono es un instrumento de sonido determinado pues permite obtener notas musicales de una altura determinada. Incluso se pueden generar acordes, si se percuten varias láminas usando de dos a cuatro baquetas. Es un laminófono similar al xilófono, pero las láminas son de aleación de aluminio, en lugar, de madera. Estas láminas son percutidas con baquetas con cabeza de hilo o lana.

El xilófono es un instrumento musical de percusión, un laminófono de sonido determinado. Cada lámina se afina según un tono específico (nota musical) de la escala cromática. El orden de las láminas es similar al orden del teclado de piano.

La batería está compuesta por un conjunto de tambores, comúnmente de madera, cubiertos por dos parches, uno de golpeo (en la parte superior) y otro resonante (en la parte inferior). Estos tambores pueden variar su diámetro, afectando al tono, y la profundidad, variando la sensibilidad sobre el parche de resonancia. Además la batería también es acompañada por los imprescindibles platos, y otros accesorios (tales como cencerro, panderetas, bloques de madera, entre otros). La batería se puede afinar con una llave de afinación y un sistema de capachos o lugs y pernos de afinación que tensan el parche Mientras más tenso el parche, más agudo el sonido, y viceversa.

El berimbau es un instrumento de cuerda arco musical hecho de una vara de madera flexible (en portugués beriba que es una planta muy común en Brasil, de allí el nombre) y un alambre, que generalmente es tomado de los neumáticos de autos por ser éste acerado y de gran resistencia, que se tensan formando una especie de arco, al que se le agrega una cabaza, que sirve como resonador.

Los bongós (singular: bongó) es un instrumento llamado de percusión menor. Membranófono compuesto por dos tambores de madera con un parche cada uno, con una diferencia de altura entre ellos generalmente de una cuarta o quinta. Los parches son ceñidos por unos aros y un sistema de tensión por llaves. Los tambores van unidos por el costado con una pieza de madera, aunque antiguamente se hacía con una tira de cuero o una soga. Los tambores son de forma cónica y se ejecutan con los golpes de las palmas de la mano o con baquetas. El tamborcillo más pequeño es llamado macho y se coloca a la izquierda; quedando a la derecha el mayor llamado hembra. Generalmente se coloca entre las rodillas del ejecutante sentado, aunque también es muy utilizado sobre un atril.

Las castañuelas son dos trozos de madera de esparto en forma de hoyo y perforados con una cuerda ornamental, principalmente de color rojo (en la antigüedad fabricadas con tendones de cerdo o de caballo) que se coloca alrededor del dedo gordo. Sus partes constan de la concha que es la parte principal donde se suceden las resonancias, los labios donde golpean los labios que limitan con la concha, que al golpear los opuestos generan ruidos, el punto que es el lugar donde el radio de la castañuela llega en su extremo inferior en el eje vertical, la oreja o besuña donde van atados los tendones o sogas que unen ambas caras de la castañuela y finalmente el corazón o himen central cóncavo que es la cara interna de la castañuela. Los tonos de los pares son distintos: el más bajo se llama macho y el más alto hembra.

La celesta es un instrumento musical, de composición similar al piano, pero cuyos martillos activados por teclas percuten placas de metal en lugar de cuerdas tensas. Estas placas al ser percutidas provocan una resonancia sobre una caja de madera destinada a este fin, produciendo un sonido "celestial", de lo cual proviene el nombre.

Las claves son un instrumento de percusión de madera agitada formado por un par de bastones cilíndricos de madera maciza. Su diámetro es de aproximadamente 2,5 centímetros por una longitud de 20 cm. El sonido se produce al percutir uno sobre el otro. El ejecutante debe procurar sujetar el instrumento utilizando la menor superficie posible, para no ahogar el sonido. El timbre de este instrumento es agudo y dependiente del material o corte y tipo de madera, así también como de su acabado.
Su origen es afro-cubano. Desde La Habana, las claves pasaron a la música latinoamericana, donde se usan para marcar el ritmo. Y, de la música de baile, luego dieron el gran salto y se colaron en las orquestas.

La Conga (también llamada tumbadora), es un instrumento membranófono percutido; por tanto, es un instrumento de percusión. Nació en Cuba, derivando de los tambores Batá, evolucionado tanto en su diseño como en su ejecución. La conga se golpea solamente con las manos, sin ningún otro elemento percutor. Como la mayoría de los membranófonos latinoamericanos que han perdurado, su parche originalmente estaba hecho de cuero animal, pero actualmente se fabrica con plástico, lo que lo hace más resistente y le modifica sensiblemente el timbre. El ejecutante de congas puede tocar sentado o de pie. Es habitual que la conga se presente por pares sobre un trípode.

Los crótalos o chinchines son unos pequeños instrumentos placófonos. Los crótalos son unos diminutos platillos de bronce, que se anudan mediante tiras de cuero a los dedos pulgar y medio. Para hacerlos sonar, se los entrechoca entre sí, al hacer un gesto similar al de pellizcar. Aunque ahora los crótalos son los platillos de metal, en su origen eran de madera, muy parecidos a las castañuelas.

La darbuka es un tambor de un solo parche con forma de copa. Su nombre deriva de los dos sonidos principales que forman la base de su técnica: un sonido grave (dum) y otro agudo (tac), además de los redobles, que en árabe se llaman harakat y se los nombra como "tákatak". En Egipto se lo llama Tabla, con una palabra árabe genérica para designar instrumentos de percusión.
1.jpg
2.jpg
3.jpg
4.jpg
5.jpg
6.jpg
7.jpg
8.jpg
9.gif
10.jpg
11.jpg
12.jpg
13.jpg
14.jpg
15.jpg
16.jpg
17.jpg
18.jpg